Posted by : Ignis Fatuus domingo, 6 de julio de 2014

¡Buenas noches alcahuetes y cabronas! Es sinceramente emocionante publicar esta primera nota de bienvenida, aunque muy probablemente nadie lea porque no tengo lectores y cuando los tenga dudo que se molesten en leer una nota en que específicamente no me refiera a ninguna película, manga o serie de anime. Por esta razón, prefiero ahorrar palabras por esta vez -malditos cretinos-, y limitarme a explicar para que mierda decidí interrumpir lo sublime de mi vida para hablar sobre "monitos japoneses". 

Primero que nada, pensaba abrir este rincón en unos meses más pero a causa de acontecimientos imprevistos que se me vinieron encima -esta semana se estrenó Sword Art Online II, y francamente me gustaría revisarlo episodio a episodio-. 

Sin embargo, aún no contesto la pregunta ¿Para qué desperdiciar mi tiempo revisando monitos? Razones sobran, en particular quería darle cierta trascendencia a mi actividad diaria y tiempo que le dedico a este género cultural, luego ¿Por qué veo monitos? Son miles las razones, y honestamente depende de cada uno, en mi caso siempre me he considerado un cazador de buenas historias que merecen ser contadas, y el anime -en adelante me referiré al anime como toda animación de Japón o a las series de televisión- es una de las únicas fuentes en que he podido satisfacer esta necesidad con historias únicas que ni los libros ni las formas de producción cultural han podido darme. 

Es algo tan pero tan distinto por miles de razones: las características de los medios empleados que condicionan el resultado, el balaje de una cultura tan distinta a la nuestra, la creatividad de las tramas, el estilo de la narración, la sensibilidad propia de los japoneses que es muy distinta a la nuestra, la pluralidad del público objetivo que le variabilidad creando subgéneros, el bajo costo en comparación a otras fuentes que permite a los productores tomar mayores riesgos, entre otras muchas razones. 

De ahí un poco la misión de este blog: fomentar el acceso a esta área de la cultura oriental que disfruto tanto, y que estoy seguro que si en occidente fuésemos más abiertos de mente podríamos aprender y vivir una experiencia que enriquecería sus vidas como sinceramente, lo ha hecho con las mía. 

Resumiento, la Biblioteca de Amestris -nombre sujeto a cambios- los invita a dejar los prejuicios en casa, conocer un mundo nuevo y por sobre todo...a dejar de usar la palabra "monitos".

Buenas Noches! 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Welcome to My Blog

Popular Post

- Copyright © La Biblioteca de Amestris -Robotic Notes- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -