Posted by : Ignis Fatuus domingo, 12 de abril de 2015


Admiró a los inventores en un sentido muy amplio, me refiero a todos aquellos magníficos seres de la especie humana que viven en una constante lluvia de ideas. Combinar también es crear, si es que no es lo mismo, pero le cedo esa discusión a la facultad de filosofía.


Por ejemplo, que sería de nuestra vida si durante el siglo siglo XVIII, John Montagu, IV conde de Sandwich, no hubiese ideado esa mágica mezcla de carne cubierta en dos rebanadas de pan –sublime- o verdaderas revoluciones tecnológicas como el retrete-lavadora.


Interstella, The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem (por eso 5555, me enteré cuando escribía esta mugre  reseña) es exactamente eso, combinar Daft Punk y un anime estilo Robotech es más bueno que comer pan con mantequilla, tomar leche con plátano o un chantarse al seco un vaso de pisco mistral con Coca-Cola.

Lo que me llama la atención de esta película de casi 60 minutos, tan accesible que pueden incluso verla completa por youtube es que muy pocas personas la han visto o siquiera la conocen. Sinceramente me parece algo terrible, porque lo irónicamente todos adoran muchas de las canciones centrales de la película como “One more time, “Harder, Better, Faster, Stronger”, “Face to Face” y “Something about Us” (mi favorita).

Personalmente, mi descubrimiento de Interstella fue todo un proceso digno de contarse en esta página. Allá por la década de los noventa me topé con los video clips de la película, exacto mis lectores, Interstella 5555 puede cortarse y diseccionarse perfectamente en 14 videoclips porque es un musical en que cada segundo que transcurre se enmarca dentro de una canción de Daft Punk, disco Dicovery. El problema fue que ETC o MTV (aun no recuerdo que canal, si lo saben díganme) solo lanzaba los videoclips en desorden por lo que no tenía forma de entender completamente la película.

Como pueden imaginarse fue toda una experiencia. Nunca pude ver la historia completa, porque me faltaban escenas claves y no sabía el orden correcto, pero no importaba porque parte importante de mi infancia fue imaginar de qué trataba la historia completa, ya que para colmo, nunca transmitieron el 40% final de la película ¿Y saben qué? Una década después, cuando al fin pude sentarme con calma a ver Interstella 5555, no me decepcione.
La historia es sencilla, mucho más sencilla que las complejas construcciones narrativas que imagine en mi cabeza de pre púber. Una pacífica civilización pitufo-extraterrestre es atacada por un malévolo grupo de terrestres, cuyo maléfico plan es capturar a los Beatles azules de pitufolandia. Probablemente, pensaran que hay miles de blancos más estratégicos pero imagínense el hipotético pánico provocado por los marcianos o los jovianos si en la mitad de un concierto hubiesen raptado al cuarteto de Liverpool en su momento de mayor fama –justo después de la muerte de verdadero Paul McCartney-.
Luego, la trama sigue con un protagonista digno de Rick Hunter de Robotech enamorado hasta las patas de la integrante femenina de los Beatles azules cruzando la mitad del universo para rescatar a su banda favorita. Puede que sea el personaje más estereotipado, pero es imposible no sentir empatía ni involucrarse con él, especialmente cuando suena “Something about us” y te sumes en una caída libre de feels sin retorno.

Muchas cosas suceden entre tanto –en realidad muy pocas, da un poco de risa lo sencilla que es la trama- hasta que se revela uno de los planes más estúpidos de la historia del anime que necesito comentarles, ya que es tan estúpido que ni califica para spoiler: La malula secta humana en realidad lleva siglos raptando bandas de alienígenas como los mencionados Beatles azules y otras como… los Rolling Venus, Red Floyd, Moon Zeppelin y Guns and Spaces ¿Y para que enfermizo objetivo, mis queridos lectores? ¡PARA GANAR TODOS LOS DISCOS DE ORO DEL MTV! (inserte risa malvada, sugiero la Rintarou Okabe de Steins;Gate).

Es que realmente me supera ¿Para qué tantas molestias? Si tienen la tecnología para violar el espacio aéreo y todas las normas de derecho interplanetario público ¿Por qué no simplemente robar el raro mineral DE LA TIERRA con el que MTV produce los discos de oro y empezar a crearlos? Nos quedaríamos sin película pero sería mucho más sencillo ¿no?
Sin embargo, no importa. La trama funciona perfecto con la música, ni siquiera es necesario que seas un fanático de Daft Punk como yo y el dibujo ochentero estilo Robotech sintoniza a la perfección con los acordes electrónicos de Daft Punk.

En conclusión, si quieren ver algo bueno, vean esta película completa de un tirón. Les juró que me agradecerán si prueban Interstella 5555. Ya me criticaron por poner una nota un poquitín alta a Junketsu no Maria, pero créanme en esta que le doy un 10/10.
Pd. Si te gustó esta nota, puedes unirte a mi página de facebooktwitter y google+, donde aviso cada vez que publico algo nuevo. ¡Sayonara! 

The world can burn to ashes without my concern.-IF.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Welcome to My Blog

Popular Post

- Copyright © La Biblioteca de Amestris -Robotic Notes- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -