Posted by : Ignis Fatuus jueves, 9 de abril de 2015

(reseña publicada para otakuc.cl).
Otakunautas, apuesto a que comparten conmigo la idea de que la línea que divide la realidad con las series que adoramos no es tan radical como la que divide el agua con el aceite. Personalmente, he aprendido mucho de este increíble género cultural, siendo precisamente Tengen Toppa Gurren Lagann (en adelante, Lagann) una de las series que mayormente ha contribuido a la perspectiva que tengo de la vida. Comentemos




Para los que no sepan de que trata Lagann, comienzo llanamente por decirles que corran a nyaa.se a descargarla, porque será un antes y un después en su vida, tanto por su calidad como por las sensaciones y energías que les transmitirá. Lagann se centra en la historia de Simon y Kamina, oriundos de una aldea subterránea en un futuro distante y distópico en que la humanidad fue desterrada de la superficie por una malvada raza alienígena de hombres bestias cuya avanzada tecnología hizo añicos cualquier resistencia de la raza humana.
Lo primero que pensé al ver los primeros tres capítulos de esta epopeya de explosiones, gritos y acción fue que era extremadamente lineal, es decir, daba la sensación que desde que salen a la superficie, su único objetivo era vencer al líder de los hombres bestias. Como es lógico, antes deberán enfrentar a los secuaces que van haciéndose progresivamente más fuertes.

Incluso, pienso que es aún más lineal que la saga de las doce casas de Saint Seiya (Caballeros del Zodiaco). Si bien Saint Seiya es la definición de una ruta lineal, debido a que…solo hay una escalera para llegar a la última casa, en Lagann ocurre que a medida que van enfrentándose a villanos nuevos, estos se van haciendo progresivamente más fuerte y grandes. Exacto, para los que han visto Lagann recordaran ese épico momento de tus vidas en que partiendo de un robot de dos metros y medios llegan a la batalla final con un mecha que…¡¡¡¡LANZA GALAXIAS COMO SHURIKEN!!!! ¡SE ESTAN LANZANDO GALAXIAS!
¡EPIC LEVEL OVER 9000!

Luego, llegamos al punto central de esta reseña ¿A qué les recuerda una trama en que vamos enfrentándonos escenario a escenario a enemigos que van progresivamente haciéndose más fuertes y grandes? Side Scrolling game.
Un Side Scrolling game es básicamente un juego –usualmente de dos dimensiones- en que precisamente ocurre lo anterior. Una sola ruta y escenarios que aumentan en dificultad. Piensen en juegos como Sonic, Mario, Metal Slug, Contra, Megaman, etc. En Lagann hasta tenemos el clásico villano que destaca por un poco más de nobleza que el resto al que nos enfrentaremos en combates “face to face” que terminará de nuestra parte –para los que la vieron, me estoy refiriendo a Viral-.

Muchas personas podrían considerar que lo anterior es un defecto en la trama, o que es más, que ver Lagann tiene el mismo nivel intelectual que ver un gameplay de Xoda, pero están muy equivocados.
El tema se centra de Lagann es la evolución, de ahí viene todo el simbolismo del taladro. Lo anterior está presente en absolutamente cada uno de los personajes, reflejándose en los mechas. Piensenlo, desde Simon hasta el rey Genome, todos evolucionan. No hay personajes estáticos en Lagann. Incluso Kittan evoluciona como personaje al final, alcanzando a Kamina como lo simboliza al utilizar el King Kittan Giga Drill Breaker…de hecho, hasta el topo mascota evoluciona en un furry fandom que seguramente agrado a un oscuro sector de otakuc…que espero siga en las penumbras.

Evolución como personajes y como especie. Al final todo se trata de evolución, incluso el villano final no podía ser otro que la anti evolución, la mediocridad, la pasividad, lo estático. Una raza alienígena fracasada que concluyo que la única forma de alcanzar la paz, el orden y la perfección era detener la evolución intrínseca de los seres vivos, y precisamente, de todas las especies…la raza humana era la peor.
¿De qué otra forma podríamos enfatizar la evolución como concepto sino mediante un Side Scrolling Game? No me confundan, detesto la trama del overpower clásico en Shonens como Naruto, One Piece y Fairy Tail, pero aquí si funciona. La Side Scrolling trama es una herramienta para profundizar en el concepto de la evolución tanto figurativa como literalmente, esto último especialmente en el punto final cuando ¡SE LANZAN GALAXIAS!

Entonces, ¿Cómo aplicar esto a nuestras vidas? Me da un poco de risa este punto de esta nota porque me hace sentir como otaku gurú o maestro de yoga, de hecho, ya me imagino diciéndoles: hermanos mios, la única vía para alcanzar la iluminación es ver todo el anime que puedan, leer todo el manga que puedan y dormir poco. Anime ergo Sum.
Sin embargo, la idea a la que quiero llegar y proponerles, especialmente a los otaku novatos que van llegando este año que empiecen a ver su vida y especialmente los retos que se les van a ir apareciendo como un side scrolling game. Imaginen todo tipo de problemas que han tenido y seguramente tendrán, desde un examen de cálculo imposible del que necesitan un 20,4 para terminar el ramo con 4 hasta que los pateen de una relación de cinco años o la muerte de un familiar cercano.

La vida puede ser peor que un psicópata violento e imaginativo, pero Lagann te enseña algo muy importante: Mientras estás vivo, debes seguir evolucionando porque cuando te detienes, es peor que morir como ocurrió con la raza anti evolución.
¿Recuerdan la escena en que todos están atrapados en sus sueños? Si hay algo que me rompe el kokoro es cuando muestran el sueño de Yoko, porque la vida de Yoko durante la serie si que es una mierda, principalmente porque los dos hombres de los que se enamoró, murieron en batalla. De hecho, precisamente su sueño aparece casándose con Kitan. Y no importó lo duro que fue, Yoko decidió abandonar su mundo de fantasia para enfrentarse a la realidad.

Es por eso que les juro, desde que vi Lagann, en cada oportunidad que tengo un round con un momento duro de mi vida, con cuotas infinitas de estrés, presión y preocupación pienso: Esto no es más que el castillo 4 del mundo 3 de Mario Bross, debo superarlo para llegar al final del juego ¿Y qué hay al final del juego? ¿Un diploma? ¿Iluminación? ¿Felicidad? ¿Una princesa abc1 que se quedará con este humilde gasfíter? Quién sabe, que encontraremos al final, sin embargo ¿No sería interesante descubrirlo?

Pd. Si te gustó esta nota, puedes unirte a mi página de facebooktwitter y google+, donde aviso cada vez que publico algo nuevo. ¡Sayonara! 
                            The world can burn to ashes without my concern.-IF.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Welcome to My Blog

Popular Post

- Copyright © La Biblioteca de Amestris -Robotic Notes- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -