Posted by : Ignis Fatuus martes, 23 de diciembre de 2014

Acabó The Legend of Korra (TLOK), una gran historia terminó. Me es difícil despedirme de una buena historia, en parte por eso escribo en este blog para alargar el impacto que me han causado, dilatando su partida. Sin embargo, vivo creyendo que las grandes historias nunca mueren ni se apartan de nosotros, de una forma u otra, estas siguen viviendo en cada uno de los que disfrutamos semana a semana las aventuras de Korra y el team avatar 2.0.

En mi caso puedo notarlo de un modo más concreto, Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko (los creadores) me dieron cientos de lecciones de cómo desarrollar una gran historia que definitivamente aprovecharé en el futuro. Para mí, TLOK seguirá viviendo como una influencia.

Construcción de un universo vivo y coherente, personajes con conflictos, motivaciones y evolución continua que te hacen interesarte en ellos, montaje, villanos con motivaciones tan justificadas o más que las del protagonista y que también son capaces de evoucionar, ritmo, naturalidad en los diálogos, etc. Cada uno de esos temas da para una reseña completa (que espero escribir cuando tenga más tiempo). Todo en TLOK marchó de un modo tan perfecto que solo pudimos apreciarlo en el final (por ejemplo la aparición del padre de Asami al comienzo y bueno…el korrasami).

Zaheer, el mejor villano de Korra (sin menos preciar a Kuvira)
Entre muchas cosas, TLOK es una lección de cómo hacer las cosas bien, partiendo por el problema inicial que tuvieron que enfrentar: ¿Cómo podemos hacer una segunda parte de Avatar: The Last Airbender? La respuesta la entregó directamente el universo de Aang: Aang es solo parte de un ciclo que ya termino, tomemos el riesgo de crear algo nuevo y diferente.

Porque efectivamente, pudieron haber hecho el libro aire de ATLA en torno a alguna trama que hubiesen inventado, especialmente para tener un poco más de Aang, Zuko, Katara, Toph y Sooka. Nadie se hubiese molestado, de hecho los comics posteriores a la serie son un éxito porque hasta el día de hoy adoramos al team avatar original. Pero, si así hubiese sido, yo no estaría escribiendo esta reseña ¿No es así?

Lo primero que pensé al ver a Toph, fue: You give metalbenders a bad name!
Y por las británicas barbas de mi abuelo que lo hicieron en grande. Nunca, nunca había visto la estética Steam punk tan bien lograda. Porque no solo fue Steam Punk, fue Shangai Steam Punk, en cada episodio me sentí en una realidad alternativa de las viejas películas de Bruce Lee.

Pero crear algo nuevo dentro del mismo universo tiene un problema: Es imposible no comparar TLOK con ATLA (hasta la sigla tiene el mismo número de letras, parece conspiración), incluso mientras escribo estas líneas le pregunto a todos mis contactos: ¡Balance final! ¿Qué te gustó más? ¿TLOK o ATLA?

Y ahí esta una de las lecciones de TLOK, pues Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko afrontaron directamente el problema. TLOK abunda en referencias a ATLA, partiendo por el primer episodio hasta el final. Tenían que hacerlo, era parte del mismo universo pero lo hizo soberbiamente en especial, porque se sintió natural.

Todo en esa imagen es perfecto y está bien justificado. En serio, Steampunkorra, nuevo género.
¡Korra NO es un fanservice de Aang! O como dije tras ver el primer episodio: Me alegra saber que los creadores fueron más allá que limitarse a ponerles tetas a Aang (¡genderbender!).

Solo piensen en las motivaciones mismas de Korra, desde el comienzo a fin de su historia ella se cuestiona si estaba a la altura de Aang: En la primera temporada no podía controlar el elemento aire, en la segunda no podía entrar al mundo espiritual como Aang, en la tercera Korra no podía conectarse con sus vidas pasadas y en la cuarta tampoco podía agarrarse una mina, hasta que lo logró (¡VIVA KORRASAMI! ¡Korrasami! ¡Korrasami es canón!).

Es IMPOSIBLE no sentir nada con esta escena, uno de los mejores finales de temporada que he visto.
Aang nunca tuvo ese problema, ya que paso tanto tiempo encerrado en el iceberg que nadie recordaba al avatar, sin que fuese en leyendas y cuentos populares. En cambio, todo el mundo tenía fresco el recuerdo de Aang, y es por eso que Korra creció constantemente siendo comparada con Aang ¡Si hasta el maestro aire de Korra era hijo de Aang! Cada vez que hablaban, el mensaje implícito era: Aang ¿Qué harías en mi lugar?

En ese sentido, me gustó mucho Tenzin. Es uno de mis personajes favoritos junto a Korra, Bolin y Varrick - #TodosOdiamosaMako-. Es curioso que nunca hubiese comparado o regañado a Korra por no ser como su padre, en parte porque la evolución de Tenzin se trató de respetar distintos modo de resolver los problemas. Comparen los primeros diálogos entre ellos con los de la cuarta temporada, es increíble como evoluciono su relación…bueno tal vez no tanto como el korrasami.


Definitivamente fue una de las motivaciones principales de la serie, en especial porque los creadores sufrieron lo mismo, y no sería raro que de un modo u otro representaron sus temores en Korra. Porque como les mencione, Korra trataba de superar a Aang, su vida pasada. Mientras que Michael y Bryan trataban de superar ATLA, su obra pasada.

No hubo personaje que se salvase a comparaciones ¿Y saben que fue lo mejor? En parte lo lograron ¿Bolin no es tan carismático como Sokka? Nos entregaron a Varrik en la segunda temporada, de modo que el duo Varrik-Bolin nos hizo olvidarnos de Sokka ¿Korra, Mako, Bolin y Asami no tienen tanta química como el team Aang? Cambiaron el foco, e hicieron que más que sobre la historia de un grupo se tratase de la historia de una comunidad. Porque es verdad, el team korra nunca logró la misma química pero ¿Quiénes eran realmente el team Korra? Me parece, que la lucha final contra Kuvira-bot habló por sí mismo ¿Kataang vs Makkorra? La respuesta es obvia, por lo que ¡BOOM! ¡KORRASAMI!

Nuestras expresiones de los ultimos minutos del capítulo.
Y por otro lado ¿Acaso Korra no tuvo que atar todos los cabos que Aang dejó pendiente? Los bloodbenders, el desbalance espiritual, la hermandad del loto blanco y el evidente problema de la déspota reina tierra fueron problemas que surgieron en el gobierno anterior, y que Korra pudo resolver, incluyendo la restauración de la nación aire.

Y finalmente, como regalo de navidad. Hablemos un poco del Korrasami, yo sé que quieren  llegar a eso.

#TodosOdiamosaMakko.
Muchos señalan que solo fue una movida publicitaría, muy exitosa por cierto. Korrasami debe ser el tópico más hablado esta semana, incluso por sobre el ciberterrorismo de Korea del Norte.

Pero, sinceramente no lo creo. Pongo en duda que el korrasami sea solo una jugada maestra de marketing. Si las decisiones de la serie se hubiesen basado en criterios como “que podemos hacer para tener más audiencia y enojar a Nickelodeon” la serie habría sido muy distinta, como dije al comienzo de esta reseña, bastaba Aang con tetas y más apariciones de Katara, Zuko y Toph viejos… Y por supuesto, que nos rebelen si era cierto el SookaToph.

Still a Better Love Story than Twilight

Sin embargo, esa historia no hubiese pasado de la primera temporada, ni me hubiese molestado en escribir sobre ella. En cambio tenemos cuatro temporadas y un final que nos tiene a todos revolucionados de alegría y feelings por todo el mundo.

¿Saben que es lo verdaderamente lindo del Korrasami? Porque por muy trasgresor que sea y ayude a la construcción de un mundo más tolerante, todas esas cosas están en segundo plano. Lo que verdaderamente importa es la historia, nada más. Y me aventuro en decir que los creadores pensaron lo mismo. El korrasami fue simplemente el broche de una gran historia.



Y por eso el korrasami fue perfecto, solo fue el pequeño salto de un rio que fluía naturalmente por la fuerza de la gravedad. Son muchas las reacciones a los últimos segundos del último capítulo, pero no hay ningún WTF ni sensación de: esto no debió estar aquí.

Me gusta pensar, Avatar no se trata más que eso. Es una gran historia, eso aprendí con TLOK Y ATLA. Y por eso, estoy tan feliz con este final. Finalmente, quiero hacer hincapié en que la verdadera y más grande lección de avatar estuvo en la más sabia frase de genialidad que nos expuso Varrick: Never let the truth get in the way of a good story, kid! 




Pd. Si quieren seguirme con mayor facilidad, en la barra de la derecha; abajo de donde dice: "welcome to my blog" pueden agregarme por twitter, facebook y google+ donde anuncio cada vez que subo una reseña nueva -en caso que no utilicen blogger o lectores rss-. 

Pd2. Quiero compartir esta foto, cuando termino Korra le mande un twitt a Jeremy Zuckerman (el que hizo la fantastica awesome inolvidable banda sonora de Korra) y lo marco como favorito, definitivamente no olvidare a Korra. 




The world can burn to ashes without my concern.

{ 3 comments... read them below or Comment }

Welcome to My Blog

Popular Post

- Copyright © La Biblioteca de Amestris -Robotic Notes- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -